LO QUE MAL EMPIEZA… ¿CÓMO ACABARÁ…?

 

Andamos estos días con el tema del contrato de la basura y limpieza de calles en Alcoy, que se ha hecho lamentablemente famoso por varios motivos.

En primer lugar, porque lleva casi 5 años caducado y el gobierno sigue pagando facturas en contra de la intervención municipal. Y no hablamos de cantidades pequeñas, hablamos de muchos millones de euros. Esto significa que llevamos ese mismo tiempo en un limbo legal, mientras tanto ha tenido la responsabilidad un concejal de IU y otro del PSOE. Creo que lo deseable es que no tenga que pasar otro concejal.

A nadie se le escapa que hace ya más de un año hubo mucha polémica con la contratación de la empresa Lovic para que redactará las condiciones que debía cumplir el servicio de basura y limpieza viaria. Desde la oposición de izquierdas se denunciaron vinculaciones entre la redactora Lovic y la concesionaria actual FCC. Hecho que se le indigestó al gobierno, que represalió al entonces secretario de Compromis. Con todo y eso, la rumorología no cesó, y se pudo oír de todo, hasta que Lovic podría servir de refugio laboral a algún político o funcionario tras su retirada ¿puertas giratorias?. Evidentemente a la rumorología hay que darle el valor que tiene, aunque convendrán conmigo que estas cuestiones no ayudan a la gestión transparente del proceso.

Con este caldo de cultivo, en verano se acabó el pliego de Lovic, y después de un estudio detenido, desde el PP, en un ejercicio de responsabilidad y renunciando a cualquier ventaja partidista, anunciamos que nos posicionaríamos al lado del gobierno, si el mismo se comprometía a una única condición: Establecer un innovador sistema informático de control en la gestión del contrato y la contratación de una empresa externa e independiente a la concesionaria. Esta empresa se encargaría del control e inspección de los trabajos, de los medios humanos, de los medios mecánicos, de realizar las auditorias y de proponer las bonificaciones o penalizaciones en los abonos a la concesionaria.

Pues bien, gracias a la amplitud de miras demostrada por Jordi Martínez, concejal de Medio Ambiente, (Ya podrían copiar esta actitud algunos de sus compañeros de gobierno), “el famoso contrato de la basura y limpieza de calles” viró 180º. Y lo hizo para bien, porque en este momento Martínez recogió el guante, y admitió nuestra condición. Por otro lado, era razonable y buscaba la “excelencia”, la mejora de la calidad del servicio de recogida de basura y limpieza viaria. Algo que sin duda se merece nuestra ciudad.

Estamos a muy pocos días de la aprobación de los pliegos necesarios para la licitación. Y llegados a este punto, la rumorología no cesa, y muchos opinan que es un traje a medida para la actual concesionaria, lo cual también es “colgar un sambenito” a la misma. Sin embargo desde el PP hemos hecho nuestra aportación indiscutible, para mejorar la calidad del servicio. Deseamos que el proceso sea impecable y transparente. Y que en la adjudicación de este contrato ganen los alcoyanos y la imagen de la ciudad de Alcoy. Y por tanto que “lo que mal empieza, acabe bien aunque sea tarde, muy tarde”.

Alcoy, 27 de febrero de 2017

Edu Tormo

Deja un comentario

*